Día 185 – Mi particular vuelta al cole

Cuando volvía a casa esta noche de Ansoain, tras haber estado trabajando presencialmente y haber entrenado en el pabellón a mi equipo me he dado cuenta que hoy ha sido el día más parecido a los días de antes del confinamiento que he tenido en seis meses.

Parecido no significa igual, y mucho menos normal. Por de pronto, el hecho de regresar todos al trabajo en el mismo espacio de la oficina y con mascarillas dentro durante todo el tiempo ha hecho que busquemos los sitios de fumadores (cuando no el salirse directamente a la calle separadamente) para poder quitártela durante un par de minutos. No comprendo la necesidad de volver al trabajo presencial y volver de esta forma (todos a la vez) y en este momento (mayor índice de contagios), pero doctores tiene la Iglesia.

Lo que está claro es que es un nuevo tiempo y una nueva adaptación. Estos días son importantes por lo que supone una transición; hay que coger las buenas costumbres del anterior periodo de teletrabajo y acomodarlas a los días de trabajo presencial y así completar el viaje. Quedan muchas cosas por concretar y mucho que andar todavía.

Y casi ni me entero que debajo de mi casa estamos de obras. Porque he tenido que bajar la basura orgánica (que ya apestaba y estaba criando “amigos”), si no, no me entero que se va a empezar a reparar socavones y hundimientos que hay cerca de mi portal.

La entrada de hoy la podía haber titulado “invasión”, porque en Pamplona estamos en medio de una invasión de polillas. En el pabellón, en la calle, en casa de mi madre, en mi propia casa… He hecho la prueba encendiendo la luz exterior de mi balcón y en menos de dos minutos se ha llenado de polillas. Para prueba la fotografía de esta entrada del diario. Un poquito de asco para cerrar el lunes.

No me quiero despedir de esta forma. Aunque lo he colgado en mi Facebook, vuelvo a dejar aquí un post que he cogido prestado de otro muro y me ha gustado mucho, algo que va contra corriente de todo lo que se estila ahora del universo Mr. Wonderful y rollo happy people. Algo para pensar.

Nunca puede haber luz sin sombra, ni nada que es oscuro se ve si no tiene un fondo blanco detrás. Todo esto es pura física, cada uno que le dé el sentido metafórico que quiera.


Tutto andrà bene!!
#hazteildefonser

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .